Al ritmo de Baby Driver - El Portal Informativo de la Ciudad y el Mundo
Martes , 26 septiembre 2017
Inicio » Espectáculos » Al ritmo de Baby Driver
Espectaculos

Al ritmo de Baby Driver

Después de mucho tiempo pude volver al cine. No es que no haya querido, sino que por distintas circunstancias no pude ir. Entre a la sala con muchas expectativas, principalmente por el reparto donde estaba, entro muchísimos grandes actores, Kevin Spacey –el de House of Cards, para alguien no ten metido en el tema-. Sinceramente, me fui mucho más contento de lo que entré, no solo porque vi lo que esperaba, sino porque pasó aquello que hacia bastante tiempo no me ocurría con el género fílmico de esta película.

Generalmente las películas de acción tienen a ser más pochocleras, sin grandes tramas ni algo distintivo. Es raro que salgan del héroe fuerte que lucha entre un enjambre de balazos y muchas –muchas, en serio- explosiones. Baby Driver también las tiene, es cierto, pero no son el alma del film, sino un recurso.

La historia se centra en Baby, un joven As del volante que por un error de su pasado debe hacer de conductor de un jefe criminal hasta que queden a mano con este. Tampoco parece LA premisa, pero lo que la diferencia de las demás ya se nota desde la primer escena. Es casi mágico como el director –y guionista-  Edgar Wright logra mediante edición, ritmo y música, en menos de tres escenas nos presenta al protagonista –interpretado por AnselElgort- dejando para el resto el arqueo de los demás personajes.

El trabajo visual es muy bueno, pero el primer premio se lo lleva la musicalización. La música de la película es única y fluye en la trama casi como un reloj suizo. Todo fluye y encaja, pero de una manera diferente a muchos directores que utilizan compositores cinematográficos para ambientar sus filmes. Wright no toma esta idea sino que toma viejos clásicos de la cultura pop angloparlante –si no sos de consumir música en ingles no importa, algún tema te va a gustar- y los integra de manera que son parte esencial para la compresión de la trama. No es que está todo hecho a partir de la música como muchas películas que intentaron hacer algo parecido. Aquí el sonido es un actor más.

La idea de un mundo plagado de villanos que nunca se van del todo, un conductor que desafía las leyes de la física con su vehículo y que encima intenta quedarse con la chica, mientras escucha de las mejores canciones del rock y pop internacional. Así no parece muy realista, ¿no? Pero, personalmente, creo que Wright siempre intenta plasmar en sus películas es la metáfora de un mundo ridículo, que intenta no serlo; y en este caso, con el auto como vehículo de escape de una realidad que atormenta.

Ya hace un tiempo que esta gran película salió en cines -de las mejores del año- pero le recomiendo fervientemente que la vea, si es posible en el cine. Este tipo de películas son más de butaca que de sillón hogareño.

Fuente: Maximiliano Tomás 

También

Espectaculos

It regresa

Después de tanto esperar finalmente llegó: una nueva aproximación a la exitosísima novela de horror …

Espectaculos

No lo pienses dos veces, está bien

Sábado 16 de Septiembre 22:00Hs Teatro La Morada San Martin 771. Planta Alta   No …

Espectaculos

El Tartamudo

Sábado 16 de Septiembre 22:00Hs Teatro Amigos del Arte 3 de Febrero 755    “El …

Espectaculos

Éxodo La Gran Epopeya Argentina

ábado 16 de Septiembre 21:30Hs Teatro Mateo Booz San Lorenzo 2243   “Éxodo: La Gran …

Comments Closed